LeSS y las heridas autoinflingidas

Estaba pensando en LeSS mientras tomaba un cafe en un cowork, mis pensamientos fueron detonados por esta imagen:

Creo que la imagen metafóricamente ilustra lo que la mayoría de las veces acaba pasando cuando se quiere apresurar el desarrollo de software en detrimento de la calidad. Podríamos decir que en la imagen la oruga nunca se transforma en mariposa por completo ni tampoco vuela por lo pesada que se vuelve la deuda técnica.

En LeSS la metáfora es muy simple: hacer que la oruga se transforme en mariposa protegiendo su desarrollo y que luego vuele ligera. Si bien es una metáfora creo que es válida pues cosas como alcance expandiéndose sin final y la negación de la prácticas de XP acaban comprometiendo el producto.

El volar ligero en el mundo de LeSS implica el tener un producto sin toneladas de features que nadie usa o qué raramente son utilizadas. Cabe recordad que LeSS es Lean y por lo tanto trata de evitar todas las formas de desperdicio posibles.

LeSS no pretende resolver todos los problemas, solamente los más importantes que normalmente implican transformaciones sistemáticas profundas. Desde otra perspectiva LeSS apunta a dejar atrás las heridas que las organizaciones y equipos se infringen a sí mismas por ignorancia o masoquismo.

Si hablamos de este tipo de heridas estas de manera general segun mi criterio caen en cuatro categorías:

  • Heridas de conocimiento estático que se niega a evolucionar y actualizarse, es decir, gente que trata de resolver problemas ya resueltos con conocimiento inadecuado para el propósito.
  • Heridas de organizaciones anacrónicas que tratan de aplicar paradigmas de management que eran vigentes en pleno auge de la revolución industrial y cuando el trabajo manual y no el mental era el que predominaba.
  • Heridas de practicas de ingenieria que está probado que son anti-Lean o mejor dicho anti-sentido-común pero que la gente sigue insistiendo en emplear; la más dañina de ellas es escribir código que solo el desarrollador que lo escribió entiende.
  • Heridas personales de negación y queja pero que a la vez nos disparan el cambio personal ni tampoco el crecimiento. Esta es quizás la categoría donde el primer cambio hacia LeSS debe acaba ocurriendo pues del cuestionamiento personal profundo debe partir el aprendizaje sincero y sin descanso.

Finalmente me permito plantear un postulado: personas sin heridas forman equipos sin heridas dentro de organizaciones sin heridas y estas a su vez tienen mas chances de construir de manera armónica los productos que el mercado espera. Si lo anterior tiene sentido para ustedes la pregunta sistémicas se vuelve, ¿qué se necesita para empezar a sanar estas heridas?

LeSS el secreto mejor guardado de la agilidad

El titulo de este post proviene del hecho de que LeSS no se promociona ampliamente ni tiene detrás suyo un gran esfuerzo de mercadeo. La razón para esto tiene que ver con la visión de sus creadores Craig Larman y Bas Vodde cuya teoría es que quien quiera buscar LeSS podrá encontrarlo pero que ellos no harán esfuerzos en promocionarlo.

LeSS no se estructura en un esquema que pretenda generar negocio para sus creadores ni tampoco atraer organizaciones ni consultores que quieran explotarlo en todo su potencial. Si bien existen consultores, capacitares y casos de estudio, LeSS en general sigue siendo de nicho y con fuerte presencia en Europa y Asia (parte de esto es porque ahi viven/trabajan Craig y Bas).

Lo anterior parece contraintuitivo pues ¿cómo alguien se enterara siquiera de que LeSS existe?. La respuesta es simple, a través de agilistas serios que leyeron, utilizaron, y aprendieron LeSS y qué pueden recomendarlo ampliamente.

En mi historia personal puedo decir qué descubrí LeSS el 2018 y desde entonces no he dejado de alabar su simplicidad, plasticidad y énfasis en la excelencia técnica. Más aun, gracias a LeSS he podido ponerle nombre a cosas que yo venia diciendo y haciendo desde hace tiempo y que Craig y Bas magistralmente teorizaron en los tres libros que escribieron.

Hablando de los libros después de leerlos y releerlos creo que ellos resumen todo tipo se situaciones reales a las cuales cualquier agilista se enfrentó, enfrenta o enfrentará. Dicho de otra manera, los libros muestran todos los problemas que uno podría encontrar con múltiples equipos y las soluciones que Craig y Bas encontraron via experimentación.

Así por ejemplo el gran valor de este libro es qué presenta centenares de experimentos que Craig y Bas realizaron a lo largo de los años y simplemente desde ahi pueden decir que no funciona y que podría llegar a funcionar. Es importante recalcar que no hay garantía de que alguno de los postulados de LeSS funcione a la perfección para un contexto particular pues como diríamos en Scrum “todo depende del equipo” y en LeSS tenemos muchos de ellos.

Sin embargo lo que sí vale la pena rescatar de este libro, y que corroboro con mi experiencia personal, es lo que no funciona. La genialidad de Craig y Bas esta precisamente en esos detalles, decirle abiertamente a quienes se acercan a LeSS que no hacer. Desde luego nunca faltaran las excepciones o la gente que diga “que importa que a ellos no les funciono, a mi me funcionará”.

¿LeSS debe seguir siendo un secreto?

Personalmente creo que no, pues si este conocimiento sigue oculto muchos errores se seguirán cometiendo, carreras acabaran frustradas, se crearan productos con toneladas de desperdicio y lo peor de todo, se seguirá culpando a Scrum de lo mal que salieron las cosas.

El riesgo sin embargo está en que al empezar a conocerse más LeSS sea criticado o ignorado. En este sentido creo que es más fácil ignorarlo que criticarlo pues sus bases teóricas y evidencia practica son difíciles de refutar (personalmente lo intenté y me quede sin argumentos válidos).

Un riesgo aun más grande creo es que LeSS sea mal entendido, devaluado y tergiversado. Si miramos el caso de Scrum este fenómeno es el que se vive actualmente, basta sólo con mirar cómo se ha vendido, explicado e interpretado Scrum en muchos lugares.

Entonces después de todo no resulta tan malo que LeSS siga siendo el “secreto mejor guardado de la agilidad” ¿verdad?